martes, 18 de diciembre de 2012

5 mil familias robaban agua en Lambayeque


Más de 5 mil familias lambayecanas que hurtaban el servicio de agua potable a través de conexiones clandestinas, se sinceraron durante este año ante EPSEL y ya asumen los costos por el suministro.
Estos usuarios que representan una pequeña parte de la informalidad que aún se combate en la región, le generan a la citada entidad, pérdidas económicas anuales que superan los 10 millones de soles.
Así lo informó el presidente del directorio de EPSEL, Percy Quesquén Díaz, quien detalló que la mayoría de los usuarios informales habitan principalmente en los pueblos jóvenes de Chiclayo y Lambayeque, donde aún no se construye pavimento ni veredas.
"Del total de agua que suministramos, un 30 por ciento no se reporta económicamente. Esto lo originan usuarios que tienen una cañería conectada con un medidor pero por debajo tienen otra, eso conlleva a conexiones clandestinas más que todo en zonas lejanas al centro de Chiclayo", puntualizó.

No hay comentarios: